Coches a gas natural comprimido, ¿Cómo funcionan?

En España, actualmente los Coches a gas natural suelen ser competitivos por dos razones: precio de venta y coste de uso. En este artículo abordaremos temas como el funcionamiento y el consumo de estos automóviles, como la contaminación que emite y algunas diferencias con el combustible GLP.

Cómo funciona un coche a GNC

El coche a GNC cuenta con un único motor de combustión interna capacitado para utilizar un gas como combustible, especialmente Gas Natural Comprimido, además de la gasolina. La adaptación para funcionar con un tipo de combustible se puede hacer en fábrica o después que se compra.

Aquellos autos que utilizan GNC, son conocidos como coches bifuel, que tienen un solo motor de combustión interna, y que pueden utilizar indistintamente dos combustibles, gasolina o gas natural.

Muchas personas confunden este tipo de coches con los híbridos, pero realmente es un error. Para considerarse híbridos, tiene que tener dos motores que utilicen diferente fuente de energía, lo cual no es el caso. Los coches a GNC cuentan como mínimo, con dos depósitos de combustible y dos bocas de rellenado: la de la gasolina y la del gas. El gas natural se almacena en uno o más tanques cilíndricos que lo acumulan a presión.

El Gas Natural Comprimido es fundamentalmente metano y es menos denso que el aire. Esto permite, que en el caso de que hubiera fuga, el gas se dispersaría y ventilaría con facilidad.  Desde el punto de vista molecular contiene una mayor proporción de hidrógeno frente al carbono que la gasolina, el gasóleo o el GLP.

Menos contaminación que con otros combustibles

La contaminación es un elemento a tener en cuenta cuando hacemos cualquier valoración sobre un vehículo. El Gas Natural es un combustible que se puede obtener en yacimientos subterráneos en la naturaleza. Este se considera como combustibles de tipo fósil, que emplea el ser humano, más limpio. Su combustión sucede de forma completa, por lo que deja menos restos en inyectores y válvulas, característica que ayuda a que el motor se mantenga limpio de forma natural. De esta manera se minimizan los problemas de obstrucción en los inyectores. Gracias a la combustión completa y su composición molecular, se generan menos emisiones contaminantes que la gasolina, el gasóleo e incluso el GLP.

Producto a las muy pocas emisiones contaminantes de los coches a GNC, les corresponde la etiqueta ambiental de la DGT tipo ‘ECO’ de color mitad verde, mitad azul.

Menor coste por km

Si comparamos el motor de gasolina y el motor de combustión GNC, la diferencia la marcará la eficiencia del último que será superior, porque puede trabajar con una mayor compresión. Además, el motor de combustión GNC aporta la ventaja de un menor ruido y vibraciones durante el funcionamiento debido a que el índice de octano del GNC es notablemente más alto que en la gasolina, lo que significa que la autodetonación es menor.

En términos de combustible un coche a GNC tiene un menor coste por km con respecto a los de gasolina, gasóleo o GLP. Por una menor carga fiscal que la gasolina o el gasóleo, el kg de GNC suele costar menos de 1 euro, lo que lo hace más económico que el resto.

Otras ventajas

  • En dependencia del ayuntamiento los coches con etiqueta ambiental Eco pagan menos IVTM (el impuesto municipal de circulación): un 75 % menos durante 6 años.
  • En los parquímetros, los conductores pueden llegar a pagar un 50 % menos.
  • Cuando ocurran episodios de alta contaminación atmosférica, pueden circular, aunque haya restricciones de circulación.
  • Pueden circular por el carril BUS/VAO.
  • En cuanto al peaje, en Cataluña pagan un 30 % menos.
  • Aunque haya restricciones de aparcamiento, pueden aparcar en el centro de la ciudad en episodios de alta contaminación atmosférica.

Alguna desventaja

La autonomía a GNC en comparación con la autonomía que ofrece la gasolina o gasóleo, es menor. Por lo general es entre 300 y 400 km aproximadamente, aunque en condiciones reales puede ser algo menos.

En cuanto al precio de compra de los coches a GNC, si tomamos como referencia el precio oficial de tarifa, es más alto que el de un coche a gasolina e incluso que el de un coche diésel. Pero, recordemos que la diferencia de precio se pueda amortizar con el menor coste de combustible por km y que en ocasiones se ofrecen ayudas a la compra

Sobre las revisiones podemos decir que un coche GNC, según el reglamento (regulación europea ECE R 110), es obligatorio realizar una revisión cada 4 años de los tanques a presión, de las conducciones de gas y de las válvulas de seguridad. ES importante saber que, además de estas revisiones, debe pasar las típicas de un coche de gasolina.

En este tipo de coches, suele perderse una gran parte del almacenamiento que normalmente se tienen con otros modelos. Dependiendo del auto, por lo general se pierden alrededor de 100 l de maletero. Esto sucede porque se conserva el depósito de gasolina, para alojar los tanques de gas, bajo el suelo, bajo el asiento posterior y bajo el maletero.

En relación a los tanques de acumulación de GNC hay que tomar en cuenta que, aunque son muy resistentes, tienen fecha de caducidad. Estos tanques, suelen ser el punto más delicado de este tipo de autos, pues al recibir una presión alta (200 bares), y cambios de presión por descarga y carga.

En Europa la regulación ECE R 110 declara que los tanques de acumulación de GNC en automóviles tendrán una vida útil máxima de 20 años, lo que significa que su si los tanques se homologaron antes de esta norma, tendrán una vida útil máxima de 15 años.

Diferencias entre GLP y GNC

En ocasiones se suelen confundir estas dos terminologías, aunque los coches de GNC y los de GLP no son iguales. Las diferencias se marcan en la configuración del sistema de propulsión del vehículo como en la composición del carburante. Las principales diferencias son:

  • Potencia: En el caso de un coche de GLP, la modificación no provoca un aumento o reducción de potencia. En el caso de los coches de GNC es diferente, pues en su conversión experimentan una pérdida de potencia entre un 15% y un 20%.
  • Composición: Aunque ambos combustibles proceden del gas natural son diferentes, debido a la combinación con otros elementos. El GNC es un 90% metano y se vende comprimido para el uso en automóviles, mientras que el GLP (también conocido como Autogas) se mezcla con butano y propano.
  • Consumo: Un coche de GLP registra un consumo aproximadamente un 20% superior que cuando emplea gasolina, mientras que un coche de GNC puede reducir el consumo hasta la mitad comparado con el que registra cuando emplea gasolina.
  • Almacenamiento: GLP, se puede almacenar a presiones más bajas, generalmente entre 95 y 110 psi. Por el contrario, al el GNC encontrarse en estado gaseoso, su almacenamiento se realiza mediante compresión en depósitos específicos a unos 2.900 psi. Cuando hay una fuga combustible, el GNC es liviano y se disipará en la atmósfera, mientras que el GNC, al ser un líquido, caerá al pavimento.
  • Precio: El precio del GNC está por 1 euro el kilogramo (se comercializa por kg, pero es equivalente a litros en cuanto a consumo), mientras que el GLP es más barato, del orden de 0,70 euros el litro.

Los coches a GNC son una forma de contribuir al cuidado del medioambiente y contribuyen a un entorno más saludable y seguro.

Más información de interés

3 comentarios en «Coches a gas natural comprimido, ¿Cómo funcionan?»

Deja un comentario