¿Cómo ahorrar dinero?

El ahorro es importante pero siempre es difícil empezar. Los métodos que tradicionalmente se emplean, no siempre suelen ser muy atractivos. A continuación, te ofreceremos varias ideas que puedes aplicar para poder ahorrar dinero, sin complicarte. Primero que todo debes tener clara una idea, para que logres comprender el impacto que puede tener el ahorro a largo plazo.

Si introduces en una alcancía o hucha 1€ al día, en un año tendrás 360 y en 12 años 4320, pero en 20 años acumularás más de 12.000€ si cuentas con un interés anual del 5%.

Introducción al ahorro

Para conseguir la libertad financiera debes saber, ante todo, cómo ahorrar dinero. Este elemento constituye la base de las finanzas personales y es fundamental.

En ocasiones nos pasa que pensamos que es algo imposible y que todo el universo está en función de hacernos gastar todos los ingresos. Lo cierto, es que sí hay solución. Puedes ahorrar dinero, si te gestionas bien. Aquí te ayudaremos. 

  • Debes de enfocarte en lo que quieres lograr y poner toda tu disposición. Por más que busques recetas, el cambio tiene que venir de ti.
  • Si quieres ahorrar el 10% de tu salario, lo que aquí te enseñaremos te servirá de mucho.  
  • Si quieres lograr tu objetivo tienes que ser constante. Es como único podrás tener éxito. Todos los días de las semanas, tienes que ejercer esta práctica.

Controla tus gastos del día a día

La elección del método para controlar tus gastos diarios es por donde debes empezar, de esta forma estarás en un punto de mejor orientación.  En este momento debes identificar en qué te gastas tu dinero.

Para ahorrar dinero es imprescindible saber cuánto y en qué lo gastas. Cuantificar cada uno de los gastos, suele ser un trabajo tedioso, pero es la única forma de hacer un ahorro relevante de tu dinero.  Actualmente, contamos con diversas herramientas que nos facilitan llevar este control de gastos personales o familiares.

Esta contabilidad te ayudará a saber el destino de tu dinero y si estás consiguiendo tu objetivo o que te falta para lograrlo.

¿Cómo controlar tus gastos?

Controlar gastos

Apps de ahorro: Es el método más práctico. En las tiendas de aplicaciones puedes encontrar diferentes tipos. Para ayudarte a escoger alguna te proponemos tres, que a nuestra consideración ofrecen un buen servicio.

  • Fintonic: Esta app logra integrar tus bancos para tener controlados tus gastos con mucha facilidad. Actualmente, es la opción más sencilla si no quieres controlar tus gastos manualmente. Los aspectos negativos se centran en el envío de publicidad principalmente de créditos.
  • Money Pro:  Cuenta con una versión gratuita y una de pago, con una suscripción mensual para conectar tus cuentas bancarias. La suscripción te permitirá conectar tus bancos y sincronizarlo de forma muy fácil.
  • Balio: Es un planificador financiero automatizado. Te ofrece un plan gratuito para hacer crecer tus ahorros a largo plazo. La versión que se encuentra actualmente disponible es el modo Web.

2. Hoja de cálculo: Puedes crearla en Excel o en Google Drive para poder registrar todos tus gastos diarios.  Es cierto que puede ser complejo si no tienes habilidades de ofimática debido a que tienes que hacerlo tu mism@.  El punto positivo está en que tienes la opción de crear a tu gusto.

3. Papel y boli: L@s que no tienen suficiente destreza en el terreno de la informática o de las tecnológicos pueden apuntar los gastos en los tradicionales blogs de notas o folios. No resulta muy práctico porque lleva mucho tiempo y trabajo, lo que hace que eventualmente se deje de hacer.

Consejo:  Debes guardar todas tus facturas, y realizar la contabilidad a fin de mes. De esta forma optimizarás el tiempo y te resultará menos tedioso.

¿Cómo organizar tus gastos?

El próximo paso es definir las diferentes categorías en las que organizar tus gastos. Pueden ser:

🏠 Piso (alquiler).

💡 Servicios (luz, gas, agua, teléfono, internet).

🛒 Supermercado (la compra que por lo general hacer de comida).

🚊 Transporte público.

🚘 Coche (gasolina, seguro y gastos relacionados).

🕺 Ocio (actividades, restaurantes).

👕 Compras (compras varias como ropa, objetos de casa o aparatos electrónicos).
✈️ Viajes (todo lo relacionado con viajes).

📌 Otros (regalos, peluquería, donaciones, blog).

Lo mejor es no tener demasiadas categorías, debido a que mientras más generales más prácticas serán.

Prioriza tu ahorro

Uno de los métodos que funcionan mucho es clasificando las categorías de gastos que hemos definido en los siguientes grupos:

  • Gastos principales: Son los gastos básicos de tu estilo de vida y son difíciles de reducir en el corto plazo. Aquí ubicamos el alquiler/hipoteca, el transporte, el coste de la escuela si se tienen hijos, entre otros.
  • Gastos secundarios: Estos tienen más margen para reducirlos o eliminarlos, aunque no dejan de ser importantes.  Dentro de este hay dos subcategorías.
  • Puntuales. Ocurren de vez en cuando o poco frecuente: viajes, regalos, compras puntuales, actividades.
  • Recurrentes. Estos se repiten en el tiempo: factura de la luz, compra del supermercado, restaurantes (cuando vas a menudo), otros servicios de casa, suscripciones…

Sin piedad con los gastos secundarios recurrentes

Cuenta de ahorro

Reducir los gastos secundarios recurrentes debe ser una de tus principales prioridades. Una manera de identificar aquellos de los que puedes prescindir, es reconocer el aporte que le dan a tu vida. En el caso de que el aporte sea nulo, no tengas piedad y elimínalo. Algunos ejemplos que te podemos dar son:

  • Apps de suscripción mensual que casi no utilizas.
  • El tradicional café o desayuno del bar cada mañana (intenta hacerlo en casa).
  • Suscripción al gimnasio al que no vas.
  • Servicios de video/música en streaming que no utilizas. Puedes contratar solo uno.  
  • Tabaco
  • Seguros de móvil u otros que no sean necesarios.
  • Servicio de limpieza o planchado que podrías hacer en casa.

Eliminar servicios puede no ser un proceso fácil, porque generalmente pensamos en que, aunque no los usemos con frecuencia, es mejor tenerlos ahí para cuando los necesitemos. Si no puedes eliminar alguno, entonces optimiza su uso.

Ejemplos de optimización para ahorrar:

  • Reducir el consumo de electricidad, gas y agua, además de cancelar los “servicios” adicionales que te incluyen en los contratos.
  • Contratar menos velocidad de internet
  • Comprar más marcas blancas y menos alimentos procesados
  • Reducir las salidas a restaurantes o sustituirlas por pedidos de comida a casa.
  • Usar el transporte público o la bici en vez del coche.
  • Comprar solo la ropa que necesitas y mejor si es en rebajas.

Con firmeza: Gastos secundarios puntuales

Estos son gastos esporádicos y su impacto en tu economía suele ser menor. A pesar de esto, debes tratarlos con firmeza. Este tipo de gastos, en muchas ocasiones, son difíciles de anticipar pues por lo general se presentan en el momento. A continuación, te daremos algunas ideas para que te sea más que te permitirán evitar o reducir tus gastos en el futuro:

  • Piensa bien si es necesario realizar la compra.
  • Puntúa del 0 a 10 el nivel de satisfacción que te dará la compra.
  • Puntúa del 0 a 10 el nivel de utilidad
  • Piensa, si el gasto que haces es por compromiso y valora la posibilidad de negarte.
  • Cuando tengas que tomar la decisión debes considerar si el gasto implicará más gastos en el futuro.  

Sin prisa, pero sin pausa: Gastos principales

Los más difíciles de reducir, sin desmontar tu estilo de vida, son los gastos principales, pues suelen suponer una parte muy relevante de tus gastos domésticos. A pesar de eso, siempre hay una manera de ahorrar, solo tiene que cuestionarte esos gastos y si existe la posibilidad de reducirlos.

Empieza a ahorrar dinero

Cuando logres poner todo lo anterior en práctica empezarás a ahorrar. Recuerda que el objetivo es eliminar o reducir los gastos que hayas identificado.

Haz un presupuesto doméstico

Hacer un presupuesto, es fundamental para conseguir ahorrar mucho dinero. Por otro lado, es esencial, conocer el momento adecuado para hacerlo. Lo ideal es diseñar un presupuesto, cuando lleves un tiempo controlando tus gastos diarios.

Información de interés

 

3 comentarios en «¿Cómo ahorrar dinero?»

Deja un comentario