La depresión posparto. ¿Cómo se manifiesta?


Todo el proceso de gestación y nacimiento de un bebé viene con una felicidad implícita que se logra respirar en el aire con facilidad. Los preparativos, el crecimiento de la panza de la mamá, y los cambios que va teniendo la relación de pareja, son fenómenos que se disfrutan mucho y suelen ser inolvidables. Por otro lado, también es un proceso que implica miedos, inseguridades e incertidumbre sobre lo que vendrá después del parto. La depresión posparto es uno de los fenómenos asociados al nacimiento del bebé más difíciles que debe enfrentar la pareja, especialmente la mujer. En ocasiones sucede sin que las personas logren identificar qué está pasando.

Si tú y tu pareja se encuentran inmersos en el período en cualquier etapa cerca del nacimiento del bebé, este artículo te servirá de mucho, incluso aunque no lo estén y en un futuro piensan ser padres. La depresión posparto existe y es un tema muy serio que todas las personas debemos conocer.

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto se define como una alteración que sufre el estado de ánimo de las mujeres, las cuales llegan a sentir durante un período una profunda tristeza, irritabilidad, ansiedad, culpa, cambios de humor, trastornos del sueño, poca concentración, sensación de inutilidad, decaimiento, entre otras sensaciones.

Por lo general, cuando vemos que las mujeres experimentan este tipo de sensaciones después del parto, solemos nombrar a esta etapa como depresión posparto. A pesar de esto, lo cierto es que según el nivel de intensidad de la vivencia existen tres tipos de depresión:  la depresión posparto leve o baby blues, la depresión mayor posparto y la psicosis posparto.

Conocer las diferencias entre los diferentes tipos de depresión que pueden manifestarse en el posparto, como identificar y reconocer cada una de sus características, es fundamental para desarrollar un plan de atención efectivo, compuesto por medidas que ayudarán a ponerlo en práctica.

La depresión posparto leve, por lo general es la que ocurre en los primeros días después del parto. En este período es cuando empiezan a manifestarse sentimientos negativos o una cierta tristeza. Esta etapa suele tener una duración entre horas y de 10 a 15 días después de tu parto. Los especialistas explican que esto es una experiencia normal producto al estrés vivido durante el proceso del parto y de la recuperación. Recuerda que son muchos los cambios que experimenta el cuerpo femenino, los cuales tienen un impacto en el área emocional.

En el caso de que las manifestaciones de tristeza, decaimiento, desinterés y otros sentimientos negativos continúen y no se nota alguna mejoría, estaremos ante un caso de depresión mayor de posparto.

¿Cuánto tiempo dura la depresión posparto?

Cada mujer experimenta el proceso del embarazo, nacimiento y posparto de forma diferente, aunque hayan muchos puntos en común en cuanto a las etapas y las formas que son evidentes. Con esto queremos decir que el tiempo de duración de este padecimiento varía según la persona. Lo cierto es que se ha visto que puede empezar en meses anteriores al parto y durar unos 12 meses después.

Un elemento que influye mucho en la prolongación o no de este fenómeno en el tiempo es la identificación pronta de lo que está sucediendo. Esto ayudará mucho a tomar las medidas pertinentes.

¿Cómo se manifiesta la depresión posparto?

Existen diferentes manifestaciones en el comportamiento de la mujer que pueden ayudar a detectar algún indicio de depresión posparto. Las más comunes son:

  • Altos niveles de ansiedad, irritabilidad o enfado.
  • Sensación de tristeza y necesidad de llorar sin ninguna razón.
  • Constante cansancio causado por la falta de sueño.
  • Dificultades en la concentración, lo que le impide terminar las tareas habituales.
  • Cambios bruscos del estado de ánimo.
  • Experimentar sentimiento de culpabilidad y creerse una mala madre.
  • Pérdida de interés, incluso por aquello que siempre le ha gustado.
  • Sentirse sobrepasada por su situación y creer que las cosas no pueden mejorar.
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de interés en el bebé o manifestar ansiedad por la salud del bebé.

¿Cómo afecta la depresión posparto al bebé?

Embarazo y Parto

Cuando las madres experimentan depresión después del parto les resulta muy difícil cuidar de ellas mismas y lo mismo pasa con el bebé. Durante este tiempo no cuentan con la capacidad emocional para atender al pequeño. Esto tiene significativas consecuencias en el desarrollo del bebé.

Recordemos que durante estos primeros meses el recién nacido demanda mucha atención y cariño lo que le permitirá sentirse protegido y cuidado, al mismo tiempo de que fortalecerá su confianza en un futuro. Si la mamá sufre de cualquier tipo de las depresiones posparto, le será imposible cumplir con estas demandas. 

Los bebés llegan a desarrollar inseguridad y retrasos en el desarrollo, como trastornos emocionales y del sueño.

¿Cómo recuperarse de la depresión posparto?

Al identificar los síntomas, ya es más fácil determinar qué tratamiento seguir como las acciones para cumplirlo. Lo primero que recomendamos en estos caso es hablar sin censura sobre este tema. La mamá nunca deberá intentar resolver este problema sola, como tampoco ocultarlo o negarlo. Por lo general, se suele experimentar vergüenza, lo que llega a la negación. Esto solo traerá mayores repercusiones negativas. Por eso recomendamos:

Expresa tus sentimientos

Hablar, siempre es una buena opción pues le ayudará a la mamá a liberar la presión y a entender qué le pasa. Los amigos, familiares y la pareja, son las personas idóneas para esto.

Evitar el hipercriticismo

Cuando se está atravesando por algo como la depresión posparto, las madres suelen ser muy exigentes con ellas mismas y con sus parejas, lo que lleva a la irritabilidad de las personas y de la relación. Por esto es importante entender que esto les sucede a muchas personas y que no ha sido provocado por nadie, que es un proceso hormonal que terminará.

Deja un tiempo para la vida en pareja

La pareja es otra de las afectadas durante este proceso, por eso es necesario siempre planificar un momento en el que el centro de todo sea ella. Suele ser muy difícil encontrar el tiempo, pero siempre hay una oportunidad si se busca. Durante ese momento pueden aprovechar y hablar de sus inseguridades, necesidades y expectativas.  También pueden organizarse para hacer más llevadero este período y resaltar todas las cosas buenas que también trae.

Visitar a un especialista

Si la mamá intenta gestionar este problema de la manera que hemos recomendado anteriormente y no hay resultados, hay que acudir inmediatamente a un especialista. Él ayudará a desarrollar las herramientas emocionales que se necesitan para estos casos.

La depresión posparto es algo de lo cual no hay que avergonzarse. Es una experiencia que le puede suceder a cualquier mujer, incluso a cualquier pareja, porque si es verdad que es un comportamiento hormonal que experimenta la mujer, la pareja también lo sufre y debe saber como superarla.

Artículos de Interés


Deja un comentario