LAS 16 RAZAS DE «PERROS PELIGROSOS» EN ESPAÑA

El real decreto 287/2002 regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos y registra las razas de perros considerados peligrosos en España. Este decreto identifica como perros potencialmente peligrosos a los que pertenezcan a las siguientes razas (y a sus cruces):

Razas

Por otro lado, los perros que presenten las siguientes características también son reconocidos por este decreto como potencialmente peligrosos.

Rasgos de las razas potencialmente peligrosas

  1. Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  2. Marcado carácter y gran valor.
  3. Pelo corto.
  4. Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  5. Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  6. Cuello ancho, musculoso y corto.
  7. Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculoso y corto.
  8. Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Manual de Adiestramiento Canino

Manual de Adiestramiento Canino

Con este curso aprenderás adiestrar de manera correcta a tu perro y enseñarle muchas funciones, habilidades y características, no importa la raza que sea o su edad con este curso lo podrás hacer e incluso si es una raza agresiva lo enseñaras a reconocer a miembros de tu hogar e identificar a extraños y lo educaras para que no haga algún acto indebido y vulnere a alguien o en caso de que este se salga de control.

Razas peligrosas en España

En legislaciones autonómicas como las de Cantabria, Andalucía, Catalunya o Galicia estas razas ya están reconocidas como peligrosas.

Carácter agresivo

Los perros que expresan un carácter marcadamente agresivo son peligrosos. Aquellos que hayan agredido a alguna persona u otros animales, como los adiestrados para el ataque, también entran en este grupo.

Licencia para la tenencia de perros peligrosos

Para poder tener un perro peligroso es necesaria contar con una licencia. Esta licencia se obtiene cuando se cumplen los siguientes requisitos:

  1. Ser mayor de edad.
  2. No haber sido condenado por delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  3. No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con alguna de las sanciones accesorias de las previstas en la ley sobre el régimen jurídico de animales potencialmente peligrosos. Sin embargo, no será impedimento para la obtención o, en su caso, renovación de la licencia, haber sido sancionado con la suspensión temporal de la misma, siempre que, en el momento de la solicitud, la sanción de suspensión anteriormente impuesta haya sido cumplida íntegramente.
  4. Disponer de capacidad física y aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  5. Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a 120.000 euros.

Medidas de seguridad con los perros peligrosos

Para transitar por cualquier lugar público o no, junto a un animal peligroso es necesario contar con esta licencia administrativa, que se deberá llevar en todo momento. Además, se deben cumplir las siguientes medidas de seguridad:

  1. Los perros potencialmente peligrosos deben llevar de forma obligatoria el bozal apropiado, según sus características.
  2. Los animales peligrosos deberán ser conducidos y controlados con cadena o correa no extensible de menos de 2 metros, sin que pueda llevarse más de uno de estos perros por persona.
  3. Los animales potencialmente peligrosos que se encuentren en una finca, casa de campo, chalet, parcela, terraza, patio o cualquier otro lugar delimitado, habrán de estar atados (a no ser que se disponga de habitáculo con la superficie, altura y adecuado cerramiento, para proteger a las personas o animales que accedan o se acerquen a estos lugares).
  4. Los criadores, adiestradores y comerciantes de animales potencialmente peligrosos habrán de disponer de instalaciones y medios adecuados para su tenencia.
  5. La sustracción o pérdida del animal habrá de ser comunicada por su titular al responsable del Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos en el plazo máximo de 48 horas desde que tenga conocimiento de esos hechos.
  6. Todos los perros potencialmente peligrosos deberán estar identificados mediante microchip.

La tenencia de este tipo de animales, supone una responsabilidad enorme, por lo que tiene que ser asumida con todo el nivel de conciencia que exige. Es importante cumplir con las regulaciones establecidas, por de ello depende que no ocurra ninguna fatalidad.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

Contacto