OPEL MOKKA-E 2021: EL PRÓXIMO COCHE ELÉCTRICO


El siguiente modelo de OPEL MOKKA-E 2021 en estrenar versión eléctrica será el nuevo SUV Opel Mokka. Opel se encuentra enfocada en la electrificación total de sus coches que según se sabe, se pronostica para el 2024. Se piensa que será mediante sistemas híbridos enchufables o con modelos “a pilas”, completamente eléctricos.

Actualmente PSA en general y Opel en particular se encuentran en un proceso enfocado a consolidar sus fábricas y la producción de baterías con futura tecnología del especialista Saft, filial de Total. Sus nuevas celdas llegarán a la marca en unos tres años de dos centros de producción, uno ubicada en Francia y otro en Alemania. Entra ambas producirán 48 GWh al año, que es suficiente para cubrir la producción de coches eléctricos, estimada por PSA para 2024; un millón de coches para los que se estima una capacidad media de batería de 48 kWh.

El Mokka será uno de los modelos que se reinventará, con un concepto totalmente redimensionado.  Este disminuirá su tamaño para poder competir en la categoría de los SUV-B, por lo que se espera que tenga 15 cm menos que antes. También deja atrás su arquitectura de la etapa anterior para pasar a compartir la nueva plataforma CMP de PSA, común al nuevo Opel Corsa, Peugeot 208 y 2008, o el DS3 Crossback. Esto significa, compartir motores de combustión con ellos.

El nuevo Opel Mokka, según su estética, se caracterizará, por un rompedor frontal en el que los grupos ópticos y la calandra aportan horizontalidad al coche, mientras que la zaga también jugará con el diseño y efectos de sus grupos ópticos para sugerir una vista dinámica y cercana al suelo, aunque el cuerpo mantendrá líneas conservadoras de la casa.

Según el teaser protagonizado por Michael Lohscheller, el CEO de Opel, el nuevo modelo utilizará faros delanteros con tecnología LED y luz diurna en horizontal con puntas hacia los laterales, una parrilla muy fina y alta y un capó y techo acabados en color negro en contraste con la carrocería.

Las formas de los faros delanteros se replican en los pilotos traseros que, además, contarán con unas tulipas transparentes. El nuevo Opel Mokka lucirá un emblema específico y rediseñado sobre el portón trasero. Las llantas de la unidad mostrada serán de gran diámetro, acabadas en dos colores.

El interior también se digitalizará, aplicando las últimas innovaciones en esta materia, y contará con el cuadro de relojes digital del nuevo Opel Corsa, aunque seguirá apostando por un diseño clásico y calidades diferenciadoras dentro de su categoría.

Según Opel, el nuevo Mokka seguirá siendo un SUV compacto, pero que el interior tendrá una estructura significativamente más ligera con una reducción de peso superior a los 100 kg y será al mismo tiempo un 30% más rígido que antes. Tendrá menos masa y un centro de gravedad más bajo, al incorporar las baterías entre los ejes en el caso del Mokka-e.

Esto podría significar un comportamiento dinámico más inteligente que en la anterior generación del Opel Mokka, y muy prometedor en el caso del eléctrico Opel Mokka-e.

El Opel Mokka-e

El Opel Mokka-e heredará del Peugeot e-2008 y DS 3 Crossback E-Tense, la arquitectura y todo el sistema de propulsión. Contará con baterías de 50 kW compuestas por 18 módulos y 216 celdas que proporcionarán una autonomía de alrededor de 320 km y el motor será Continental, de imanes permanentes y con 100 kW de potencia, 136 CV.

Opel Mokka e
  • La baterías y rendimiento se podrán administrar con los diferentes modos de conducción que tendrá el nuevo Opel Mokka-e. De esta forma modificará la forma en la que entrega la potencia, sino también los caballos y el par disponibles según haya sido la selección del modo.

Sobre la carga, se conoce que el Opel Mokka-e contará con diferentes posibilidades, como cargadores internos de 7 kW o 11 kW que se podrán recargar con facilidad en tomas doméstica, en Walbox de corriente alterna, trifásica o tomas rápidas en corriente continua con potencias de carga de hasta 100 kW. En este caso, para recargar él 80% de las baterías, solo harán falta 30 minutos.

En cuanto a los motores de combustión, la gama se basará en dos bloques principales, uno por cada tipo de combustible. Esto dará a lugar a cinco posibles variantes. Tres saldrán del 1.2 PureTech de gasolina, con niveles de potencia de 100, 130 y 155 CV, mientras que el 1.5D dará lugar a versiones de 100 y 136 CV.

Se espera que la versión eléctrica del Opel Mokka 2021 entre en producción a partir de otoño de este mismo año para ponerse a la venta en el primer trimestre de 2021.

Más información de interés


1 comentario en «OPEL MOKKA-E 2021: EL PRÓXIMO COCHE ELÉCTRICO»

Deja un comentario